¿Cómo montar una empresa de transporte de mercancías?

Pasos para montar una empresa de transporte de mercancias

Las empresas de transporte de mercancías por carretera pueden convertirse en la mejor de las inversiones de negocio si se siguen los pasos adecuados desde los inicios. Es el servicio necesario para completar los portes marítimos puesto que alguien debe asumir su llegada hasta el destinatario final. En estos casos, cuando la compañía encargada de los traslados no es la propietaria de la carga (sino un servicio a terceros), es lo que se conoce como transporte público de mercancías. Y no todo el mundo puede ser gerente de este tipo de compañías. Son necesarios unos permisos específicos y el cumplimiento de una serie de requisitos en cuanto a plantilla, condiciones de los vehículos, contrataciones, etc.

No importa si la actividad se va a desarrollar a nivel nacional o internacional, las exigencias legales y administrativas son un paso obligatorio antes de poner en marcha la empresa. Por eso, si el transporte profesional es tu próxima meta, ten en cuenta los siguientes consejos para que la compañía salga adelante sin problemas de permisos ni documentación.

Pasos a seguir para crear una empresa de transportes

  • Elegir el tipo de transporte: cargas pesadas, de personas, con vehículos ligeros, de alimentos…
  • Marcar el modelo de negocio: por ejemplo, las rutas que abarca el plan de transporte de la compañía. Para ello, es necesario realizar un análisis previo de la competencia y de los potenciales clientes.
  • Adquirir los medios: para empezar la actividad, se necesitan los vehículos. Por eso, se debe estimar cuántos son necesarios para cubrir el negocio y los costes que generan. Si tienes dudas, los especialistas de nuestro concesionario Iveco podrán guiar tus pasos en la elección entre vehículos nuevos y camiones de segunda mano en Madrid.
  • Conseguir la autorización de transporte público de mercancías. Cuando la idea de la creación de la empresa pase a ser una meta a conseguir, es indispensable la solicitud de esta autorización. Se trata de la habilitación necesaria para el desarrollo de la actividad. Para su obtención, es necesario:
    • Nacionalidad española o de cualquiera de los Estados de la Unión Europea.
    • Capacitación profesional (CAP)
    • Capacidad económica
    • Honorabilidad (relacionada con las multas e infracciones de tráfico y accidentes del historial de los conductores)
    • Obligaciones fiscales y laborales cumplidas
    • Disposición mínima de vehículos y conductores
    • Declaración jurada para el requisito de dirección.
  • Elegir entre autónomo o empresa. Más allá del registro en la Agencia Tributaria, no es lo mismo constituir la compañía de transporte como empresario individual que como sociedad. Las especificaciones varían dependiendo si se elige una u otra forma. Por ejemplo, la forma de demostrar la posesión de los 9000 euros requeridos para la fundación de la empresa.