El tacógrafo inteligente: una realidad [obligatoria]

Tacógrafo digital inteligente: novedades y diferencias

Desde el 15 de junio, los nuevos vehículos industriales deben incluir el tacógrafo inteligente. Estas son las características del renovado sistema de control.

Tras más de cinco años, la regulación del tacógrafo inteligente recogida en el Reglamento (UE) n ° 165/2014 del Parlamento Europeo y del Consejo es ya una realidad en las carreteras comunitarias. Desde el pasado 15 de junio, todos los vehículos de nueva matriculación están obligados a incluir este sistema digital de control entre sus equipamientos. El resto tendrá un plazo de adaptación para sustituir los tacógrafos antiguos por los nuevos digitalizados.

Según las previsiones de las instituciones europeas responsables, antes de 2024 el nuevo aparato estará ya colocado en todos los vehículos del sector transportes. Pero ¿qué le diferencia de los tacógrafos digitales utilizados hasta el momento? ¿Cuáles son sus novedades?

✅ El nuevo tacógrafo digital inteligente y su utilidad

El objetivo del nuevo tacógrafo para camiones, autobuses y demás vehículos pesados es controlar más y mejor la actividad del conductor. En este sentido, además de las horas al volante y de descanso obligatorio, el nuevo sistema 4.0 permite localizar el vehículo a través de GPS e identificar posibles modificaciones ilícitas del registro, entre otras novedades.

Continental, firma que ha asumido de manera mayoritaria el desarrollo y provisión de estos sistemas de seguridad, ya ha empezado a informar a todos sus clientes sobre la nueva regulación y cómo les afecta en su día a día. Estas son las principales novedades del tacógrafo digital inteligente:

  • ✔ Control de los datos en remoto. Una de las novedades más importantes del renovado sistema es la posibilidad de los agentes de seguridad de consultar sus datos (matrícula, velocidad, errores de registro, etc.) a distancia, sin tener que detener el vehículo en cuestión. También es una de las características que más va a tardar en llegar, a pesar de la entrada en vigor del reglamento.
  • ✔ Registro de la posición del vehículo. A través de geolocalizador, el tacógrafo inteligente permite conocer la ubicación exacta en el inicio de la jornada, cada tres horas de conducción continuada y al final del día.
  • ✔ Teledetección de manipulaciones. Si el conductor intenta vulnerar la seguridad, desenchufa el suministro eléctrico del tacógrafo, falla el sensor o los datos de movimiento, si conduce sin tarjeta válida o la introduce cuando ya está conduciendo… Todos estos datos quedan registrados en el aparato y son los que pueden ser consultados de manera remota por las autoridades competentes. En cualquier caso, estas comunicaciones a distancia nunca derivarán en multas o sanciones sin comprobar de manera presencial el sistema de control.
  • ✔ Seguridad de los datos. Todos los nuevos sistemas instalados deben respetar la privacidad de los datos de los conductores. Por eso, deben comprometerse a registrar solo la información necesaria y a que esta sea accesible solo por las autoridades correspondientes.